Mellis




ACTUALIDAD


"Gotham" 1X04: Luces y sombras

 

 

Por Alberto Monje Gama  VALLADOLID 16/10/2014

En el piloto de la serie dijimos que “Gotham” era una serie comercial que tendría los típicos fallos de las series comerciales pero que podíamos esperar de ella una serie muy entretenida, eso sí, aunque que quizá no compitiese al nivel de otras como “True Detective”. Pues bien, hasta ahora nuestras previsiones se han cumplido y cuando mejor se han visto esos típicos fallos, por ahora, han sido en este capítulo.

Los 40 minutos de metraje del episodio se siguen haciendo muy, muy cortos. La variedad de personajes, situaciones e historias y su riqueza de todas ellas hacen que ver “Gotham” merezca la pena, pero si escarbamos un poco más y nos metemos en el fondo del guión, quizá pueda haber un par de errores:

Primero de todo, la serie poco a poco se va convirtiendo en capítulos autoconluyentes, en los que hay un villano al que al final se da caza, pero, al mismo tiempo, se sigue unas línea argumental más o menos nítida. En algún momento, la serie deberá decantarse por un estilo o por el otro, porque esta mezcla lo único que va a conseguir es entorpecer la historia y rellenarla de villanos innecesarios y vacíos. Sí que es verdad que han salido algunos malhechores muy atractivos, como los del capítulo de Catwoman que raptaban niños, pero al final se hará todo repetitivo, pues, esto hay que decirlo, no hay mucha variación en la forma de resolver el caso. Cliché tras cliché.

Segundo, ya hemos hablado aquí largo y tendido de lo que amamos al personaje del Pingüino. Es, simplemente, el mejor de la serie. Pero, ahora mismo, es el único villano (de todos los legendarios) que están desarrollando. Sabemos que Edward Nygma, Selina Kyle y Ivy Pepper están ahí (y que el Joker no tardará), pero da la sensación de que solo hay un villano (sin contar con los mafiosos) y, con la gran variedad que puede haber, da un poco de rabia. También es verdad que puede ser una estrategia de los guionistas para desarrollar uno cada vez, pero todavía es pronto como para decir eso.

Aun así, no todo es malo en este episodio. El director, TJ Scott, que se inspira mucho en “El caballero oscuro”, cambia el estilo en cierta medida de la serie y le da una mirada cargadísima de odio y de repulsión hacia los villanos, sobre todo Fish Mooney, que se erigen ahora como criaturas malignas, frente a Jim, que es el “último hombre bueno de Gotham”. Además, si la temática general con el protagonista en estos últimos capítulos era la de contraste con su compañero Harvey Bullock, la de este capítulo, como acabamos de decir, es el de verle como un hombre bueno frente a una ciudad mala. Jim, que tendrá un momento digno de mención con Bruce Wayne, comienza a ver la esperanza que le falta para salvar su querida ciudad. Y, aunque sabemos que todavía queda mucho, vemos a Batman ya dentro del heredero Wayne.

Para terminar esta crítica del episodio, que sin ser perfecto, consigue ser lo entretenido que necesitamos para seguir la serie, no querríamos olvidar el grandísimo, pero grandísimo guiño que se hace al final de capítulo a la trilogía de “El Padrino”. Solo un verdadero cinéfilo al escuchar la palabra “canoli” sabe exactamente lo que va a pasar y al final, pues pasa. En este capítulo, tan cargado de mafia por todas las esquinas, el guiño le viene al pelo. Nos apasiona todavía más este pequeño momento cuando está protagonizado por el mejor, por El Pingüino. Esa sonrisa y esa mirada, elevan a la escena a otra categoría fuera de lo que está escrito.

 

comments powered by Disqus

Buscar y encotrar

Control

Atrás

Donativos

Si lo desean pueden hacernos donativos con tal de aumnetar la calidad de nuestro trabajo.

Publicidad:

Suscribete a nuestras publicidad.

 

Si quieres publicitarte haz click aquí