Mellis




ACTUALIDAD


"Gotham" 1X03: Esta ciudad está enferma

 

 

Por Alberto Monje Gama  VALLADOLID 09/10/2014

En el anterior capítulo, los guionistas invirtieron mucho tiempo en empezar a desarrollar el personaje del Pingüino. En esta ocasión le toca el turno a Jim Gordon. Su idealismo y  buenas intenciones se trazan mejor que nunca en un personaje que empieza a progresar adecuadamente.

Gotham se enfrenta por primera vez (y ya sabemos que no por última) a un ciudadano que decide tomarse la justicia por su mano ante la devastadora situación social de la ciudad. Este hombre en cuestión, será conocido como “El hombre de los globos” y enviará atados a globos meteorológicos a políticos, jueces y policías corruptos. James Gordon, nuestro protagonista, fiel defensor de la ley y el orden se encuentra cara a cara con un dilema muy difícil de resolver: ¿los que ilegalmente acaban con los que actúan fuera de la ley también son delincuentes? El policía, que tiene las ideas muy claras, por primera vez se lo piensa dos veces, lo hacen dudar. Y he aquí donde reside su genialidad. Hasta ahora el personaje de Gordon era un personaje más plano, sin tanta profundidad ni carisma como otros, pero en este capítulo Jim pone por primera vez, de verdad, los pies en la tierra y se da cuenta de que todo no es blanco o negro. Nunca renunciará a sus ideales, no, pero le han hecho dudar de ellos, y esa duda le perseguirá allá donde vaya, porque sabe que en Gotham el cambio que él quiere no es que sea difícil, sino que es prácticamente imposible, todos los estamentos de la sociedad están corrompidos: policías, justicia, política y ya los ciudadanos no confían en nada ni en nadie, y viven aterrados entre crimen organizado y prostitución. “Los decepcionamos” dice Gordon con la mirada baja, “Esta ciudad está enferma”.

Pero el ambiente es favorable para algunos: la tensión Mooney-Falcone se va haciendo cada vez más notable, el espectador ya va maquinando lo lejos que van a llegar estos dos diabólicos personajes. Ya que hoy parafraseamos, parafraseemos una vez más: “Se acerca una guerra.” dijo el Pingüino y esa guerra, nos imaginamos, será demasiado épica como para contarlo.

“Gotham” va creciendo capítulo a capítulo. Según progresamos vamos conociendo personajes y situaciones que al principio resultan normales, pero que van siendo cada vez más atractivas según pasa el tiempo. 40 minutos de capítulo se pasan en nada, y más cuando con lo que nos dejan es con la mirada incisiva y asesina del Pingüino. Por favor, que la historia  continúe.

 

comments powered by Disqus

Buscar y encotrar

Control

Atrás

Donativos

Si lo desean pueden hacernos donativos con tal de aumnetar la calidad de nuestro trabajo.

Publicidad:

Suscribete a nuestras publicidad.

 

Si quieres publicitarte haz click aquí