Mellis




ACTUALIDAD


[Crítica] Lo tuyo y tú

 

 

Por Jesús Villaverde Sánchez  MADRID 12/04/2017

Personas multitudinarias

Bajo una misma piel, en el transcurrir del tiempo, residirán multitud de yoes. Es innegable que a lo largo de la vida somos varias y distintas personas. El escritor noruego Karl Ove Knausgård lo describe con las siguientes palabras en La isla de la infancia: “¿No es, en realidad, increíble que un solo nombre contenga todo esto? ¿Que contenga el feto en el vientre, el bebé en el cambiador, el cuarentón detrás del ordenador, el anciano en el sillón, el cadáver sobre la mesa? ¿No sería más natural operar con distintos nombres, ya que la identidad y el concepto de uno mismo varían tantísimo? Algo así como que el feto se llamara Jens Ove, por ejemplo, el bebé Nils Ove, el niño de entre los cinco y los diez años Per Ove, el de entre diez y doce Geir Ove, el de entre diecisiete y veintitrés John Ove, el de entre veintitrés y treinta y dos Tor Ove, el de entre treinta y dos y cuarenta y seis Karl Ove, etcétera, etcétera. Entonces el primer nombre representaría lo propio de la edad, el segundo nombre la continuidad y el apellido la pertenencia familiar.”

El coreano Hong Sang-soo, uno de los más notables poetas de la identidad y la verdad, indaga en esta idea, entre otras, en su último largometraje Lo tuyo y tú. Tras una discusión conyugal, al enterarse de que su novia ha salido con otro hombre, un pintor sale para buscarla por la ciudad. De forma paralela, ella comienza a tener una serie de encuentros con otros hombres en los que se va presentando con distintos nombres. Ya en la misma superficie de la película, Sang-soo introduce una reflexión de base. Las personas no son siempre la misma entidad. Se moldean, varían, cambian de parecer y mutan según quiénes sean sus interlocutores. Evidentemente, nadie es la misma persona cuando camina cogido del brazo de su anciana abuela que cuando la mano que agarra es la de su pareja o amante.

Con una puesta en escena de planos dilatados en lo temporal y una importancia máxima para los diálogos, Sang-soo permite a los personajes construir sus propios desarrollos mediante las acciones que ocurren en el encuadre. Nuevamente, el director de Ahora sí, antes no (2016) edifica su discurso y aporta sus constantes a la temática de la identidad y las máscaras a las que constantemente se alude en la cinta. La brillantez de Hong Sang-soo radica en su capacidad para entregar una obra elegantísima y accesible en la que, sin embargo, los discursos subterráneos son de una manifiesta complejidad. En ese sentido, no resulta extraño que Lo tuyo y tú se haya catalogado como el trabajo más maduro del artista.

De la misma manera que ocurría en su anterior film, el autor filtra una mirada personal, siempre latente, sobre la concepción de la autenticidad. Constantemente los protagonistas hablan de qué es verdad y qué no mientras el espectador acompaña a Yungsoo en su búsqueda desesperada de Minjung. Evidentemente, lo que esconde el cineasta tras este pretexto cinematográfico no es otra cosa que un mensaje sobre la búsqueda constante del yo, de la identidad propia, en la que resuena su propio nombre. Ese intento perenne de saber quiénes somos y por qué somos esa persona.

Lo tuyo y tú aúna la propuesta de corte naturalista con la introducción de elementos formales que buscan embellecer el dispositivo. Hong Sang-soo se permite ciertas licencias poéticas a la hora de filtrar, por ejemplo, la imaginación o los pensamientos de sus personajes a través de las imágenes. Todo ello para entretejer, entre el inicio y la magnífica secuencia de cierre (la vela), una historia que se desarrolla con liviandad pese a la prominente complejidad de sus aristas. Un acercamiento cargado de lirismo cotidiano hacia algo tan flexible y metamórfico como la identidad y la personalidad. Por algo escribió Walt Whitman que cada persona contiene una multitud.

Nota: 7,5/10

 

Tráiler de 'Lo tuyo y tú' en VOSE


comments powered by Disqus

Buscar y encotrar

Control

Atrás

Donativos

Si lo desean pueden hacernos donativos con tal de aumnetar la calidad de nuestro trabajo.

Publicidad:

Suscribete a nuestras publicidad.

 

Si quieres publicitarte haz click aquí