Mellis




ACTUALIDAD


[17º FICLPGC] Cuarta, quinta y sexta jornada

 

 

Por Attua Alegre Paiz  LAS PALMAS | 08/04/2017

Es sábado, y el festival ya está prácticamente cerrado. La última película de Wang Bing, Bitter Money se ha hecho con la Lady Harimaguada de Oro como mejor largometraje de esta diecisiete edición, y El becerro de oro del director canario David Pantaleón ha sido elegido como mejor cortometraje de la Sección Oficial -felicidades desde aquí. Sin embargo, pese a que todo parece que llega a su fin, las crónicas comienzan a llegar a Esencia Cine. Sí, llegan algo tarde, o quizá no con la puntualidad a la que estamos acostumbrados, pero el hecho es que entre película y película han habido mil comentarios, charlas y discusiones, y cuando esto no ha sido así, hemos tenido la suerte de regalar un beso a nuestros labios con la primera ruta gastronómica oficial del festival.

Fuera como fuese, la jornada del lunes 3 arrancó con una de las películas que más nos ha gustado en esta edición, Knife in the clear water, del director chino Xang Xuebo. Este largometraje de 90 minutos nos traslada a una aldea musulmana de la región china de Nigxia, donde una familia decide sacrificar un buey en honor a la esposa del anciano Ma Zishan. A través de este hecho Xang Xuebo desarrolla una historia donde la tradición y las creencias se mezclan con la espiritualidad del campo, de la naturaleza, del contacto del hombre con el medio. La propuesta es de mirada tranquila, planos fijos,  y una fotografía marcada por el protagonismo de un paisaje agreste. La recomiendo, sin duda.

También es recomendable el documental de Raoul Peck, I am not your Negro, nominado en la pasada edición de los Oscars. Alejada de la línea alternativa y característica de este festival, la película aprovecha las primeras notas del que hubiera sido el último libro del escritor estadounidense James Baldwin para contar cómo fue, desde su memoria, los movimientos activistas de los afroamericanos en los años 50 y 60, cuando Medgar Evers, Malcom X y Martin Luther King desarrollaron su actividad antes de ser asesinados. Un documental muy ágil, entretenido, de línea expositiva y con buen gusto en el montaje; propuesta perfecta para un público muy general.

Por otro lado, la jornada del martes estuvo protagonizada por el acento latino de Cuatreros y Pariente. El último largometraje de Albertina Carri tenía la pretensión de destruir a su aclamada Los Rubios (2003), sin embargo, en Cuatreros la voz del yo se impone a la realidad a modo de un ensayo literario que es complementado con diversas imágenes de apropiación que son presentadas de forma simultánea aprovechando diferentes pantallas que simulan televisores de tubos catódicos. Resulta interesante el empleo metafórico de algunas imágenes que se emplean, la imposición del texto sobre la imagen, y la rebeldía con la que Albertina se expresa en el documental. Pieza interesante, no apta para todos los públicos, pero que personalmente considero de interés.

Bien distinta fue la propuesta de Iván D. Gaona, Pariente, convirtiéndose en uno de los títulos con menos aliados de esta edición -al menos esa fue mi percepción tras escuchar una gran cantidad de comentarios negativos-. Gaona se hace con un grupo de actores no profesionales y nos sumerge en un drama desarrollado en un pueblo colombiano agotado por las presiones y el terror de los grupos paramilitares. En un contexto donde los paramilitares comienzan a desaparecer, la resistencia de los últimos rebeldes se mezclará con el amor que Wellington siente por una joven en una trama con un giro telenovelesco que termina por provocar una risa nada positiva. Quizá ese tono tan dramatizado termina por nublar una propuesta que por lo demás es convencional en lo narrativo y plausible en lo técnico.

Por último, fuera de la Sección Oficial disfrutamos de lo último de Hong Sang-soo, Lo tuyo y tú, y sufrimos Personal Shopper, de Olivier Assayas. En Lo tuyo y tú nos encontramos con un magistral conflicto sobre la identidad, la transformación interior, y el amor como necesidad. Una propuesta muy interesante, con un uso inteligente y elegante en la música (agente estructurador del film). Bien distinta fue Personal Shopper, protagonizada por Kristen Stewart y el uso abusivo y poco justificado del fundido a negro como elemento para introducir las elipsis temporales; sin embargo, quien decida entrar en la película no saldrá tan hastiado como algunos de los compañeros con los que compartí sala.

 

comments powered by Disqus

Buscar y encotrar

Control

Atrás

Donativos

Si lo desean pueden hacernos donativos con tal de aumnetar la calidad de nuestro trabajo.

Publicidad:

Suscribete a nuestras publicidad.

 

Si quieres publicitarte haz click aquí