Mellis




ACTUALIDAD


[Crítica] Redención

 

 

Por Jorge Aceña Rincón  MADRID 24/03/2017

Vida golpeada

La visualización de un extenso campo en el que habitan multiplicidad de frentes a los que dar protagonismo es también una mirada propensa al esquematismo, sobre todo bajo la premeditada búsqueda de insuflar determinados elementos idiosincrásicos que a pesar de su distinción no tienen por qué estar siempre presentes.

Existe un vínculo especial entre el boxeo y el cine, asemejados por un enfoque simétrico y enjundioso entre el deporte y la propia existencia fuera del ring. La quintaesencia de dicha interpretación se puede apreciar en la radiografía del derrotismo y la ferocidad que hizo Martin Scorsese en “Toro Salvaje”, pero al hablar de “Redención”, la película de Antoine Fuqua, quizá conviene asomarse a una ventana más ligada al conformismo por ceñirse a las directrices de un guión insulso, del que no se aportan más que secuencias avitualladas para contentar al público masivo.

Fuqua no arriesga, ni ahonda en el propósito de convertir su particular redención en un hecho, tras una serie de títulos definidos por una declinación constante, tanto en la simplicidad de sus propuestas como en la necedad y la enorme torpeza de sus decisiones a la hora de abordarlas. “Redención” se queda en la superficie del relato, y a pesar de insistir una vez más en la confección del estereotipo, del abuso de clichés y lugares comunes, el director dota al argumento de una alarmante inverosimilitud al llevar las situaciones al extremo.

La clara tergiversación en referencia al enfoque argumental no exhibe precisamente una estructura construida por las vicisitudes del protagonista. Todo lo contrario. Lo que arrastra a la insuficiencia su planteamiento es la continua confusión que crea, pues debido al extremismo de la violencia, la finalidad temática se toma más bien como una historia de venganza que como un drama de superación. El paseo por el abismo de Billy Hope, un luchador que pierde a su esposa en un accidente en el que se ve involucrado su máximo rival, transita entre el melodrama más convencional y la acción menos atractiva. Salvando la interpretación de Jake Gyllenhaal, ni mucho menos extraordinaria, “Redención” no golpea, ni despierta interés, sino que es golpeada por un cúmulo de errores insistentes en la trayectoria de su director.

Nota: 3/10

 

Tráiler de 'Redención'


comments powered by Disqus

Buscar y encotrar

Control

Atrás

Donativos

Si lo desean pueden hacernos donativos con tal de aumnetar la calidad de nuestro trabajo.

Publicidad:

Suscribete a nuestras publicidad.

 

Si quieres publicitarte haz click aquí